sábado, 28 de febrero de 2009

Sábado Gris



Esta mañana hemos dado un paseo y vuelto a utilizar mi cámara nueva. Encantado estoy de sacar mil fotos sin tener que revelarlas. Hoy está arrugadillo el día, nublado y fresco.
Comeremos huevos lucio o como se llamen. Patatas fritas, jamón serrano, huevos fritos y revuelto todo ello, uhm, qué rico....

viernes, 27 de febrero de 2009

Entonces ayunarán. Mt 9,14-15

Entonces se acercaron los discípulos de Juan y le dijeron: "¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?". Jesús les respondió: "¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán.
Hoy me he acordado de ti. Me dicen que tengo el aura naranja y que a veces torna a dorado. ¿No séra por ti?
Últimamente voy más contento ¿No será porque te conocí?
La vida, que sigue igual de siempre, la veo desde una óptica mejor. ¿No será que por ti veo la vida de diferente color?
El domingo te eché de menos. Eso me recuerda que no siempre podrás estar conmigo. Por eso déjadme que sea feliz, déjadme estar a su lado, que vendrán días en los que no estará, días en los que entonces tendré que ayunar.

jueves, 26 de febrero de 2009

El que pierda su vida por mi, la salvará. Lc 9,22-25

El Hijo del hombre, les dijo, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser condenado a muerte y resucitar al tercer día". Después dijo a todos: "El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá y el que pierda su vida por mí, la salvará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si pierde y arruina su vida?
La vida, tan poco cuidada a veces y a menudo desvalijada. Sí, digo bien, desvalijamos la vida. Pensando que la abastecemos con cosas mundanas, la vamos dejando poquito a poco sin las cosas más importantes para su sustento.
Hoy nos lo dice, deseamos cada día tener más dinero, porque el que tenemos no nos basta para vivir felices. Pensamos que tenemos trampas, no nos podemos pegar esa vida que se dan otros, quisiéramos viajar más, no trabajar, que todo nos venga regalado.
PUES NO. Hay que TRABAJAR. Recuerdo una cosa que me decía mi jefe: "Nacho, tú no eres más tonto ni más listo que nadie. Eres NORMAL. Y partiendo de esta premisa, ponte a Trabajar". Esto lo decía porque siempre me comparaba con otros que bajo mi punto de vista, sin hincarla, parecía que les iba bien. Pero ya dice el refranero español: "No es oro todo lo que reluce". El que quiere VIVIR, pone su empeño en ello, en vivir. Jesús nos marcó unas pautas para la vida, al igual que la melodía no es nada sin sus notas, la vida no es nada sin sus sabias palabras. Sólo si tenemos en cuenta su mensaje sabremos esforzarnos en hacer de nuestra vida, nuestra VIDA. Siento no haberme podido explicar mejor.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Debemos ir de incógnito. Mt 6, 1-6.16-18

Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.


Podría resumir mi reflexión en honor al evangelista de hoy con la siguiente expresión:

QUE TE VEO, MATEO!!!!!


O frases como "Se te ve el plumero","ya sé de qué pie cojeas", ... Hasta las pelotas acaba uno de toparse con gente falsa. Que va de buena por la vida y lo que hace es darte la puntilla sin que te des cuenta. Aplican contigo la muerte dulce del conejo. PArece que te están dando caricias y de repente ZAS! Te dan la colleja mortal.

Hoy no digo más. Os dejo el trabajo de asociar mi reflexión a la lectura de hoy . Por cierto, es miércoles de ceniza. Otra cosa más para darnos cuenta de que la vida es corta y no podemos desperdiciarla sin amar.

martes, 24 de febrero de 2009

Cuidemos a los niños. Mc 9,30-37

Al salir de allí atravesaron la Galilea; Jesús no quería que nadie lo supiera, porque enseñaba y les decía: "El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres; lo matarán y tres días después de su muerte, resucitará". Pero los discípulos no comprendían esto y temían hacerle preguntas. Llegaron a Cafarnaún y, una vez que estuvieron en la casa, les preguntó: "¿De qué hablaban en el camino?". Ellos callaban, porque habían estado discutiendo sobre quién era el más grande. Entonces, sentándose, llamó a los Doce y les dijo: "El que quiere ser el primero, debe hacerse el último de todos y el servidor de todos". Después, tomando a un niño, lo puso en medio de ellos y, abrazándolo, les dijo: "El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí, y el que me recibe, no es a mí al que recibe, sino a aquel que me ha enviado".

Es una lectura corta y aparentemente difícil que nos diga algo. Yo me quedo con los niños. Me hace pensar las veces que los padres no hablan a los niños de Jesús, porque piensan que ya de mayores sean ellos los que decidan, pensando que hacen bien.

Pienso en esas personas que no llaman la atención a niños que no son los suyos, porque decirles algo quizá les traiga problemas con sus padres, ya porque sean desconocidos o porque son amigos y no quieren discutir con ellos.

Pienso... quizá pienso mucho. Voy a parar.

Lo importante es que los niños son nuestra esperanza de futuro. Tenemos que ser un buen modelo para ellos, que nos miran con admiración y se fijan mucho en nuestro comportamiento. Ay de aquél que hiciera daño a alguno de estos pequeños. Más le valdría atarse una piedra de molino al cuello y tirarse al mar

lunes, 23 de febrero de 2009

¿Hasta cuando tendré que soportaros? Mc 9,14-29

Cuando volvieron a donde estaban los otros discípulos, los encontraron en medio de una gran multitud, discutiendo con algunos escribas. En cuanto la multitud distinguió a Jesús, quedó asombrada y corrieron a saludarlo. El les preguntó: "¿Sobre qué estaban discutiendo?". Uno de ellos le dijo: "Maestro, te he traído a mi hijo, que está poseído de un espíritu mudo. Cuando se apodera de él, lo tira al suelo y le hace echar espuma por la boca; entonces le crujen sus dientes y se queda rígido. Le pedí a tus discípulos que lo expulsaran pero no pudieron". "Generación incrédula, respondió Jesús, ¿hasta cuando estaré con ustedes? ¿Hasta cuando tendré que soportarlos? Tráiganmelo". Y ellos se lo trajeron.

En cuanto vio a Jesús, el espíritu sacudió violentamente al niño, que cayó al suelo y se revolcaba, echando espuma por la boca. Jesús le preguntó al padre: "¿Cuánto tiempo hace que está así?". "Desde la infancia, le respondió, y a menudo lo hace caer en el fuego o en el agua para matarlo. Si puedes hacer algo, ten piedad de nosotros y ayúdanos". "¡Si puedes...!", respondió Jesús. "Todo es posible para el que cree".
Inmediatamente el padre del niño exclamó: "Creo, ayúdame porque tengo poca fe". Al ver que llegaba más gente, Jesús increpó al espíritu impuro, diciéndole: "Espíritu mudo y sordo, yo te lo ordeno, sal de él y no vuelvas más". El demonio gritó, sacudió violentamente al niño y salió de él, dejándolo como muerto, tanto que muchos decían: "Está muerto". Pero Jesús, tomándolo de la mano, lo levantó, y el niño se puso de pie. Cuando entró en la casa y quedaron solos, los discípulos le preguntaron: "¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?". El les respondió: "Esta clase de demonios se expulsa sólo con la oración".
Este fin de semana me tocó estar de Rodríguez. El sábado cogí la moto y me fui a Barcelona a comprame una reflex digital. Un lujo eso de aparcar enfrente de la tienda en pleno centro. Después me acerqué a La Llagosta, que me invitaban a comer. Éramos 6 personas, de las cuales yo no conocía a tres. Tuvimos unas sobremesa larga, hasta las 19 h, en la que pudimos reirnos y hablar de cosas de la vida. Me gustó. Es más, se trató de manera indirecta de la lectura de hoy.
He copiado el evangelio íntegro y he marcado en negrita aquello que me llegó el sábado sin saberlo y hoy al alma. "Si puedes...." Creo que Jesús estuvo a punto de mandarlos ese día a todos a la mierda (iba a decir a tomar por el culo, pero me han dicho que digo mucho culo). ¿Cómo que "si puedes"? Nos etá diciendo que NO HEMOS APRENDIDO NADA. Él no vino a darnos de comer, si no a enseñarnos a proveernos de alimentos. Quiero decir que si creyéramos de verdad en nosotros mismos como Él ha querido enseñarnos, no estaríamos cada dos por tres tocándole los cojones por tonterías. Nos quiso enseñar a rezar, y nosotros pedimos gilipolleces. ¿Es que no nos quedó claro lo que tenemos que pedir?
Otra cosa fue la rapidez de mente del hombre. "Creo, pero ayúdame que tengo poca fe". Enseguida supo qué decir a Jesús para apaciguarle. Parece que algo sabía este hombre sobre la forma de pedir. Ni él ni sus discípulos fueron capaces de nada y acudieron por ello a Jesús. Somos como el niño que aprende a montar en bici, necesitamos creer que el padre está cogiéndonos el sillín para no caernos, cuando en realidad el padre pasa a ser un mero observador, SOMOS NOSOTROS LOS QUE DE VERDAD ESTAMOS MANTENIENDO EL EQUILIBRIO.
Así que no tengo más que decir hoy: CREAMOS QUE NUESTRO PADRE ESTÁ AGARRANDO NUESTRA VIDA, QUE NOSOTROS SOLITOS SOMOS CAPACES DE LLEVARLA A BUEN PUERTO, no pidamos tonterías.

sábado, 21 de febrero de 2009

¿Qué hay mejor?

Hoy es sábado. Bueno, o viernes por la noche, pero por las horas que son....

Hoy he pasado un rato muy agradable. ¿Hay algo mejor que una buena conversación, con una muy buena compañía, y el aroma de un brandy Cardenal de Mendoza? No lo sé, pero tengo un contento que no se lo salta un gitano.

Ha sido un noche buena. Me leo y me recuerdo a la navidad, jajaja.

Los dedos se lían y me cuesta escribir. Estoy contento. Hoy fue un día raro.

Sí, no tuve tiempo a actualizar el blog. jajajaja, ¿y qué más da? jajajaja

Esto d ela risa tonta....

No sé si es que estoy celebrando algo.

Dejo Martorell. Cambio de Provincia. Pa Girona voy. Costa brava, espérame.


Tu compañía ha sido necesaria hoy. Me he sentido muy a gusto. Más que siempre o más que nunca. Qué bien hice en comprarte hoy, jajaja. No sabía que los cardenales se compraran. (esto último es para despistar). Ella sabe que, como el brandy, se disfruta mucho más en compañía.

hips. (Eva, mejor que el vodka, ni lo dudes)

jueves, 19 de febrero de 2009

Tus pensamientos no son los de Dios

Jesús salió con sus discípulos hacia los poblados de Cesarea de Filipo, y en el camino les preguntó: "¿Quién dice la gente que soy yo?". Ellos le respondieron: "Algunos dicen que eres Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, alguno de los profetas". "Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?". Pedro respondió: "Tú eres el Mesías".


Jesús les ordenó terminantemente que no dijeran nada acerca de él. Y comenzó a enseñarles que el Hijo del hombre debía sufrir mucho y ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar después de tres días; y les hablaba de esto con toda claridad. Pedro, llevándolo aparte, comenzó a reprenderlo. Pero Jesús, dándose vuelta y mirando a sus discípulos, lo reprendió, diciendo: "¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres".

Independientemente de que nos tendríamos que plantear todos quién es para nosotros Jesús de Nazareth (algún tocahuevos dirá quién fue), me quedo con la parte en que Pedro coge del brazo a Jesús, lo aparta del grupo y le reprende.

¿Qué sería o que se entendería sobre la reprimenda de Pedro a Jesús? Muchos entienden que le dijo cosas como que para qué tenía que morir, por qué iba a tener que ser castigado, azotado, ...
Pero mi pensamiento no va por ahí. Asocio esas palabras a otras ideas. A otra conversación. ¿Seguro que fue eso lo que tanto molestó a Jesús? Me pongo sin querer en situación. Yéndome hacia atrás, cuando prohibía a todo aquél "rozado" por su manto que lo fueran a cascar por ahí.

Creo que Pedro le decía que por qué leches iban a tener que callarse que Él era el Mesías, el Hijo de Dios. ME recuerda a todos aquellos que van pregonando que si Dios por aquí, que si La Virgen por allá, que si... ¿Acaso no estarán tapando con eso una fe descreida? ¿Una fe sin sin vida? Entiéndase una vida "como Dios manda".

Esos que van hablando de los santos tan abiertamente... ¿no os produce cierto rechazo? A mi, es toparme con no sé quién, y ya noto ese repelús. ¿Acaso es posible que un cristiano como Dios manda provoque repelús? No lo creo. Algo falla. Quizá no es momento de proclamar a los cuatro vientos quién es Jesús. Quizá no es tiempo de presumir de nuestra fe. Quizá es tiempo de cambiar, de rozar nuestro manto, sin gritar, pasando desapercibidos, sin que nuestra mano izquierda sepa lo que hace nuestra mano derecha. Pensar como Dios.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Veo hombres, como si fueran árboles que caminan Mc 8,22-26

Cuando llegaron a Betsaida, le trajeron a un ciego y le rogaban que lo tocara. El tomó al ciego de la mano y lo condujo a las afueras del pueblo. Después de ponerle saliva en los ojos e imponerle las manos, Jesús le preguntó: "¿Ves algo?". El ciego, que comenzaba a ver, le respondió: "Veo hombres, como si fueran árboles que caminan". Jesús le puso nuevamente las manos sobre los ojos, y el hombre recuperó la vista. Así quedó curado y veía todo con claridad. Jesús lo mandó a su casa, diciéndole: "Ni siquiera entres en el pueblo".

Llama la atención una cosa. en lugar de curar al ciego delante de todos, se lo llevó fuera del pueblo. Y de la mano. Me pregunto por qué huiría de que le vieran curar a un ciego. Supongo que quería que quedara entre el ciego y Él. Porque luego añade que no entre en el pueblo, para que no vean el milagro recién obrado.

Me llama mucho la atención las dos veces que fueron necesarias, dos intentos para que el ciego terminara de ver. Y creo que la mayoría de nosotros somos como el ciego la primera vez que le tocó Jesús. No terminamos de ver con claridad. Como el ciego, vemos a los demás como si fueran árboles que caminan. No terminamos de ver personas. Y me atrevería a decir más, no vemos semejantes. Vemos a moros, vemos a negros, vemos a peruanos, vemos a ecuatorianos, vemos a gitanos... (bueno, a estos últimos hay que darles de comer a parte) y no vemos a las personas como nosotros que hay detrás de su procedencia.

¿Tanto nos cuesta ver personas en los demás? Personas que, como nosotros, tienen necesidad de ser felices, de trabajar y ganarse el pan, de...

También lloran. También sangran. También creen en Dios. También niegan su existencia. También ríen. También aman. También odian. También...

También necesitan, como nosotros, que Jesús nos toque por segunda vez para que sepamos ver a nuestro semejante, no como un árbol que anda, sino como un HOMBRE.

martes, 17 de febrero de 2009

TenCuidado con la levadura de este mundo. Mc 8,14-21

Los discípulos se habían olvidado de llevar pan y no tenían más que un pan en la barca. Jesús les hacía esta recomendación: "Estén atentos, cuídense de la levadura de los fariseos y de la levadura de Herodes". Ellos discutían entre sí, porque no habían traído pan. Jesús se dio cuenta y les dijo: "¿A qué viene esa discusión porque no tienen pan? ¿Todavía no comprenden ni entienden? Ustedes tienen la mente enceguecida. Tienen ojos y no ven, oídos y no oyen. ¿No recuerdan cuántas canastas llenas de sobras recogieron, cuando repartí cinco panes entre cinco mil personas?". Ellos le respondieron: "Doce". "Y cuando repartí siete panes entre cuatro mil personas, ¿cuántas canastas llenas de trozos recogieron?". Ellos le respondieron: "Siete". Entonces Jesús les dijo: "¿Todavía no comprenden?".

Me gustan las lecturas cortitas porque puedo transcribirlas enteras. Nada más leerla me vino a la cabeza esa frase que dice" Hizo unas hostias como un pan". Pues bien. Jesús hoy nos indica como preparar nuestra vida de cara a su consumo. Y nos tiene que gustar.

¿Cuantas personas andan con una vida que no les gusta? ¿Acaso no supieron elegir la levadura? Yo estoy muy contento con la mia. Al igual que Reales decía estar contenta con la suya. Me he acordado de ti mientras escribo esto. El sábado por la mañana, mientras comprábamos dudábamos entre harina con levadura o harina por un lado y levadura por otro para hacer con ello un bizcocho. Lo mismo pasa con la vida. Muchas cosas parecerán que da igual. Que lo mismo da que la lo mismo. Pero si preguntáramos a los grandes Chef de bizcocholandia no opinarían lo mismo.
Jesús debería ser nuestro Chef de referencia en la vida, y no todo lo que vemos que nos engulle sin que nos demos cuenta. TV, días de San Valentín, todo el mundo parece saber donde reside aquello que nos hará felices. Pero mucho me temo que con esa levadura no haremos buenos bizcochos.
Como he leido en otros blogs y parece costumbre hacer propuestas, yo os propongo, como me dice a mi Dios hoy, lo siguiente: ELEGID BIEN LA LEVADURA Y HOY MISMO HACED UN BUEN BIZCOCHO CON VUESTRA VIDA.

lunes, 16 de febrero de 2009

Mc 8,11-13

Entonces llegaron los fariseos, que comenzaron a discutir con él; y, para ponerlo a prueba, le pedían un signo del cielo. Jesús, suspirando profundamente, dijo: "¿Por qué esta generación pide un signo? Les aseguro que no se le dará ningún signo". Y dejándolos, volvió a embarcarse hacia la otra orilla.

A la luz de esta lectura, mi mente recupera una pregunta que a veces le ronda (una que yo sé diría que se me va la olla cada vez que me pongo a pensar): ¿Por qué los que menos creen son los que piden más signos? Es empezar a dudar cuando nos entran más ganas de pedir pruebas, de milagros, de cambios en nuestra vida. Como si quisiéramos que con un chasquido de dedos todos nuestros problemas desaparecieran.

Pues no. No se trata de eso. Para cambiar hay que ponerse manos a la obra. Si queremos que todo lo malo que nos pasa cambie... a trabajar en ello. Que sin esfuerzo no se consigue nada. Hay algunos que sí consiguen cosas sin su esfuerzo, sí, pero a base del esfuerzo de otros. Eso sí. Eso sí que nos gusta. Pero treballar....

El signo que pedimos comienza con nuestro sudor. Nuestro empeño. Y saber pedir. Y el que no se atreva, que haga como hacen los Chichos. Que se emborrachen si no se atreven a hablar a Dios. (Es que mientras escribo esto estaba oyendo la canción "Carmen, voy a tener que emborracharme, por que si no, nunca voy a poder hablarte".

Al que tiene (al que trabaja) se le dará, y al que no tiene (al que se queda sentado esperando un milagro) se le quitará hasta lo que tiene

domingo, 15 de febrero de 2009

Nublado

Pues sí. Se ha jodido el viaje a Sitges en moto. Está nublado y hace un fresquito que tiñe de desagradable el día (que no frío).

¿Me creo digno de escribir esto y me lea quien quiera que sea como si de un famoso escritor me tratase? ¿Creo que es tan importante lo que escribo que me rece la pena ponerlo e interesarle a alguien? Cosas como esta oigo a mis espaldas mientras escribo. Y me hace gracia, pues no le falta razón a esa voz trasera. Lo cojonudo es que me pregunta ¿Qué pones? jajajaja.

Y es que ayer hablando con esa voz mientras nos tomábamos una cerveza en un pub irlandés donde hay un camarero que ni papa de spanish, me hablaba del tema. Y es que no hay como hablar de los blogs con alguien que no los lee.

Me decía esa voz que no comprendía la necesidad que tienen las personas de plasmar por escrito cosas y fotos con su modelito del día para que pueda leerlas y verlas cualquiera. Si acaso, entendería que esas cuestiones se compartieran con un grupito de amigos. Pero, ¿con cualquier desconocido? Imagino que por eso existen los blogs privados.

Y si llevamos esto al terreno evangélico... ¿Será esto de los blogs el famoso Reino de Dios prometido hace ya casi 2000 años? Debe ser, porque no he visto en otro lugar tanta pandilla feliz, jeje.

Como me diría otra de mis voces, se te va mucho la olla, Nacho.

Esto lo he encontrado por ahí y podría aplicarse a lo que he pretendido decir pero con otras palabras.
...me obliga a leer ´frases estúpidas de gente que ni es de cerca mio, ni sabe que existo..,SI PONGO QUE QUIERO OLVIDAR ENERO.., OLVIDAR LA NAVIDAD,LA PUÑETERA CRISIS, O BEBER PARA CELEBRAR SIMPLEMENTE QUE EL DUQUE HA MUERTO, NO ES UNA INVITACIÓN A MENSAJES PLAÑIDEROS..,estoy cansada de mensajitos llenos de paz y amor, preocupados por mi, y por mi salud...pero si no sabeis quien soy..!!! Dije que era un pez fuera del agua, y perdído en el camino de vuelta..al mar Bueno, en realidad, ya se que pez soy, Dory, se me olvida todo lo que hago..así que no me extraña que pierda el agua...Trabajo demasiado,duermo poco..No acepto gente de lejos, no te lo tomes a mal..pero quizás es que quiera conocer a las personas con las que hablo.. ya que odio las charlas interminables de msn...No salgo mucho de noche, me cansé de la fauna ibérica nocturna, más bien rapaz... con la que me encontraba., No fumo,

sábado, 14 de febrero de 2009

¿REsfriado?

Hoy me he levantado algo resfriadin. Vaya estornudos que estoy soltando. De los escandalosos que se oyen a km de distancia.

Es curiosa la rutina de los sábados.

Levantarse.

Preparar el desayuno y cargar el episodio de nuestro valiente Curro.

Limpieza general.

Ir a comprar al Carrefour express.

Paseo y comida con peli. Pero peli que solemos parar a la mitad para echar una siesta. Aquí siempre me acuerdo de la Jerónima. Era una anciana que en mis tiempos de Cruz Roja íbamos a buscar a su casa para llevarla al hospital. Siempre me decía que si me echaba una siesta con ella.

No sé si tomaremos vino. Con él las siestas se prolongan. Da un sueeeeñoooooooooooo.

Hoy el mar estará luminoso. Vaya pedazo de día que hace. A DISFRUTARLO!!!

viernes, 13 de febrero de 2009

HAce oir a los sordos y hablar a los mudos.Mc 7,31-37

Effetá= Ábrete.

Eso nos dice hoy. Abrirnos a los nuevos tiempos. Aunque ya decía nuestra amiga Tere: ...todo pasa. Sólo Dios basta.

No sé por qué aún hay quien se cierra al mundo. Como si Dios fuera un candado. Señores, al contrario, Él es la llave.

La llave que abre. No se puede ser homófobo. Hay que ser homofilo. ¿Me parece a mi o estoy diciendo perogrulladas?

Rosquilla está de lo más inquieta. Cada vez que llego a casa ya quiere jugar. Me recuerda a cierto personaje. Y hay que hacerle caso. Voy practicando. Si puedo con ella, estoy preparado apra tener niños.

Y esta mañana me atreví. Me lancé al vacío. Ya pensaría después como aterrizar. Tenía miedo, para qué negarlo. No sabía si quería llevarme otra desilusión. Pero cogí fuerzas. Hice acopio de todo el valor que me quedaba y me decidí abrir el armario. NO, ¿eh? no para salir de él, que ya estaba fuera, jajaja, cogí aquellos pantalones que no consegúi que subieran de la cadera estas navidades. Empecé metiendo un pie, luego el otro. Los agarré firmemenete de la cintura y, dispuesto ha hacer un gran esfuerzo tirá hacia arriba. LOS LLEVO PUESTOS!!!!!!

jajajajaaja, JAJAJAJJAJAA, VUELVO A SER YO DE NUEVO!!!!!

jueves, 12 de febrero de 2009

Poco tiempo

No hay tiempo. Ni para dormir.

Pero fue una hora de sueño robada que ¿sería un sueño?

Fue lo mejor del día ¿o de la noche?

Todavía me dura la sonrisa, jeje.

5 min más, por favor.

miércoles, 11 de febrero de 2009

La maldad sale del corazón del hombre. Mc 7,14-23

Hoy nos recuerda que no hay nada impuro que nos contamine. Lo malo sale del corazón del hombre. Ya he comentado en otra ocasión acerca de esta lectura y recuerdo relacionarlo con la pelicula "El exorcismo, el inicio"

Hoy me viene a recordar que tenga cuidado y no baje la guardia. Que vigile. Es posible que si me despisto de rienda suelta a mis más bajos instintos. Y es que, si quiero, puedo ser muy malo. Y si lo soy, no podré decir que es que me dió por ahí. Soy responsable de todo lo que digo y hago. Soy responsable de herir de acción o de palabra. Y asumo por ello las consecuencias. Igual, llegará un día en que me encuentre solo. Y ese día más me valdrá tirarme al tren.

Para quitar un poquito de drama al post de hoy, diré que los discípulos le pidieron más tarde a Jesús que les explicara esto. y les dijo que todo lo impuro que entra dentro de nosotros, sale en la letrina. Pues bien, hay mañanas, que según visito al Sr. Roca me digo a mi mismo: ¡Cuanta maldad estoy soltando! jajajajaja

martes, 10 de febrero de 2009

Vuestro corazón está lejos de mi. Mc 7,1-13

Hoy le preguntan a Jesús que por qué Él y sus discípulos se saltan la tradición y no se lavan antes de comer. Jesús les dice a los fariseos que por mantener la tradición descartan el mandamiento de Dios, que 'Si alguien dice a su padre o a su madre: Declaro corbán -es decir, ofrenda sagrada- todo aquello con lo que podría ayudarte...' En ese caso, le permiten no hacer más nada por su padre o por su madre. Así anulan la palabra de Dios por la tradición que ustedes mismos se han transmitido. ¡Y como estas, hacen muchas otras cosas!".


Tengo que decir a los que habeis comentado la entrada del sábado que GRACIAS. A Reales y a Melocotón, decirles que el principio era una introducción a todo lo que quería decir después, no era el tema central. Estela, me quedo con ese par de besos que me regalas. Pero a ver si aprendes de Reales que me da mil. jeje.


Hay una cosa que me ha parecido común que quisiera matizar. Las arriba mencionadas y Eva, comentaban algo que suele ser común en nuestra sociedad. Algo que suele considerarse como de buena práctica desde el punto de vista de la educación. Me estoy refiriendo a eso de callarnos cuando estamos con alguien si no tenemos nada bueno que decir. No se gana nada con ofender.
Hasta aquí, de acuerdo.


Para qué le vamos a decir a alguien que esa ropa le hace gordo, que tiene una nariz que parece un pimiento morrón o cualquier otra cosa. Si esto se quedara así, no problemo (cita de Terminator). Pero ¿y lo que suele venir después? Es a eso a lo que me refiero. A comentar lo que se nos ha pasado por la cabeza no en su momento y a quien le interesa de verdad saberlo, sino más tarde y con amigos y/o conocidos. Frases como "¿visteis que mal gusto tenía? ", "Era fea de cojones", "yo no sé como puede ser tan estúpido" y la contestación que suele tener el resto "jajajajajajaja".


Debo reconocer y asumo mi culpa, que yo no me salvo. Quien me lee, puede tener la decencia, además de callarse en el momento de poder decir alguna barbaridad ofensiva, de no comentarlo después en un café con amigos. Sí, de esos cafés donde ponemos verde al más pintado. Yo no soy tan decente. Y como no me gusta ser un indecente, prefiero no morderme la lengua en el momento. Sí, es cierto que puedo llegar a ofender, pero si lo digo sin pretensión de faltar al respeto, espero y deseo que quien me escucha, por mucho que no le guste lo que le digo, no se ofenda. Y me llame la atención si cree que me equivoco. De esta forma evito volver a sacar el tema con otros en cafés posteriores. y si saliera el tema, podré defender a la víctima de los comentarios, porque seré el único que se habrá preocupado de hacérselo saber y conocer lo que piensa de mi relativa ofensa.


Si trasladamos esto al tema de los blog, podremos decir que sí, que somo libres de poner en él lo que nos de la gana. que para eso es nuestro y tal y tal. Que si leemos un blog no nos gusta, es suficiente con no volver. Pues no señor. No es suficiente con callar. Si uno tiene un blog público, es porque cualquiera le puede leer. Y si el dueño del blog da la opción de dejr comentarios¿no se arriesga a que le dejen algún comentari que no le guste? ¿Acaso no existe la opción de impedir que dejen comentarios? Por esa razón, si alguien deja abierta la puerta, es porque invita tanto al frío como al calor a pasar.


Mi querida Melocoton. Me pareció muy curioso que denominases mi post del sábado como una cruzada personal mia, jajaja. La verdad es que no lo había visto de esa manera, jajaja. Me imagino ahí, en Tierra Santa, liderando la batala contra zalamerías falsas y empalagosos halagos. El cortalenguas me llamarán (lenguas lameculos jajaja). Dejando bromas a parte, NO, no pretendo crear una cruzada. Simplmente cogí la idea de manifiestos que pululan por ahí calma conciencias para expresar un sentimiento.
Y el premio al comentario más original se lo concedo a Juani por su "bla, bla, bla". jajajaja.
¿Y si ha dado en el blanco?

lunes, 9 de febrero de 2009

Avisa que ha llegado. Mc 6,53-56

Después de atravesar el lago, llegaron a Genesaret y atracaron allí. Apenas desembarcaron, la gente reconoció en seguida a Jesús, y comenzaron a recorrer toda la región para llevar en camilla a los enfermos, hasta el lugar donde sabían que él estaba. En todas partes donde entraba, pueblos, ciudades y poblados, ponían a los enfermos en las plazas y le rogaban que los dejara tocar tan sólo los flecos de su manto, y los que lo tocaban quedaban curados.
Como siempre que es cortita, transcribo la lectura enterita. Me llama mucho la atención eso de que llegues a un sitio y te reconozcan enseguida. Esto puede ser un impedimento cuando se desea ir de incógnito, pero de forma general, ¿A quién no le gusta que al entrar en su bar habitual le pongan lo que quiere sin tener que pedirlo?
Por otro lado, me maravilla que tras saber quién había llegado, enseguida la noticia corría como un guerrero iba a decir, jajaja, como un reguero de pólvora. Y todos los que sabían de alguien que podía ser ayudado, le avisaban de la suerte que había tenido, pues la solución a sus problemas consitía en tocar los flecos de un manto.
Esto me recuerda a esa campaña publicitaria que consistía en poner en la calle u perchero lleno de ropa con un cartel que ponía "Ropa Gratis". En seguida se propagaba noticia "Paqui ven, que a la vuelta de la esquina regalan ropa".
Lo que no entiendo son a esas personas que, ante una oportunidad que podría ser compartida, algo que podría mejorar la vida de los demás, se la guarda para ella solita. ¿De qué sirve la felicidad si no es compartida?
Yo no puedo, y no digo podría, digo NO PUEDO, ser feliz, si necesito para serlo que alguien sufra para que pueda serlo, que alguien lo pase mal, para que yo pueda serlo, que alguien sea escalón para que yo pueda pisarlo y subir. No se puede vivir a costa de los demás.
Prefiero hundirme yo con tal de ver felicidad en mi entorno. ¿No murio Jesús en la cruz por nosotros? ¿Qué hay más grande que dar la vida por los amigos?

domingo, 8 de febrero de 2009

Reacciones

La entrada de ayer llevaba escrita hace casi una semana. Al igual que esta, que estaba programada para hoy domingo. Desconozco las reacciones que mi lengua viperina es capaz de provocar. Tengo mucha curiosidad.

Utilicé un lenguaje quizá poco apropiado para quien le cueste entrar a leerme. No digo le guste, porque igual tendría que decir mejor gustaba. El lunes sabré si hay concordia o discordia. Si levanta ampollas y ofende o, por el contrario, encuentro aliados. Reconozco lo soez del lenguaje.

¿Pero qué queríais? Tenía que desahogarme.

sábado, 7 de febrero de 2009

Sácame la lengua del culo.




Una vez comenté lo que decía un amigo mio de quienes tenían un blog. Calificaba estas personas como aquellas que tenían algún problema, puede que sentimental, puede que fruto de una vida perra, una situación incómoda actual, en fin, personas afectadas por un montón de factores, pero AFECTADAS de algo.








No sin razón, decía que esto de los blogs sería una especie de válvula de escape a esa cotidianeidad que les supera y les puede. Aquí encuentran lo que no encuentran en casa. Es posible que hasta les sirva de terapia.








Ahora bien. ¿Es buena esa terapia?








En conversación con otra amistad, diferente al primero, salió a la luz una realidad de estos mundos de yupi, perdón, de blogs, que me ha traicionado el subconsciente, jeje.








Lanzo una pregunta: ¿Por qué la mayoría de los que comentan los post son unos lameculos?








Bastan ejemplos como: "Te queda divino"




"Hicieste bien, que le den por saco a ese que te hizo no sé qué"




"Te queremos como eres"




"Ese jersey te queda divino"




"Tienes un premio en mi blog, ven a recogerlo"




"Visitar tu blog es una caricia para el alma"






Y eso por no hablar de los manifiestos para salvar el mundo, los árboles del barrio de chihuapa en los Andes o salvar a las ratas de alcantarilla de Matalascañas.






Las personas ajenas a esto de los blogs suelen ser unánimes cuando expresan lo que piensan: ¡PUAJJ!!






Y la verdad, no les quito razón.






¿Por qué va a ser mejor decir lo que piensas sólo si son palabras agradables? ´






¿Por qué hay que morderse la lengua si no pensamos lo mismo?






¿Por qué si algo nos parece un rollazo no vamos a poder decirlo libremente?






¿Tenemos miedo a ofender? ¿No se ha hecho algo parecido con la educación de los niños? ¿Debemos consentir y que salgan monstruos en lugar de personas? ¿Tenemos miedo de que nuestra opinión pueda causar que el que conoce nuestra opinión y se disguste se ate una piedra de molino y se lance al mar?


Hay quien puede de decir de mi que peco de lo mismo. Que soy un lisonjero, un lameculos, un pelota o un zaamero.... pero mis palabras amables sólo salen de mi cuando son sinceras. Si digo algo bueno, es porque lo pienso. Aunque no vale como excusa. Si se quiere crecer como persona, hay que escuchar críticas de vez en cuando, prestar atención aunque no nos guste lo que nos tienen que decir. Y no enfadarse, si no reflexionar con calma lo que se nos dice. Que puede ser acertado o simplemente un GILIPOLLAS quien nos lo dice, pero al menos hay que escucharlo.


Es por esa razón, ahora que están de moda los manifiestos, que en este blog se dice en voz alta y clara:


¡SÁCAME LA LENGUA DEL CULO!








viernes, 6 de febrero de 2009

Baila para mi y te daré lo que quieras. Mc 6,14-29

Hoy cuenta el evangelio como la hija de la mujer de Filipo bailó para Herodes (que se tiraba también a la mujer de su hermano Filipo), y este, al estar en pleno entusiasmo por lo bien que lo había hecho, le dice que le pida lo que quiera, que le da la mitad de su reino. La niña, como no sabía qué pedir, le consulta a su madre, y esta, que odiaba a Juan el bautista, le dice que pida la cabeza del susodicho. Herodes, aunque respetaba a Juan, por no quedar mal de sus invitados y faltar a su palabra, mandó decapitar a Juan y le trajo su cabeza en una bandeja de plata.

La verdad es que desconozco si estaba o no borracho. Lo que sí es seguro es que participaba en una buena fiesta. Y lo que también está claro es como la vorágine de esa fiesta, entre invitdos, amigos, a veces nos hace perder el juicio. y más si tenemos delante a una mujer despampanante.

No, desde luego no voy a decir que las mujeres tengan la culpa de las tonterías que hacen los hombres, auunque me acabo de acordar de un par de amigos que teníamos dejaron de quedar con nosotros porque ella le azuzó a él a que nos pasara factura por algo de lo que éramos inocente.

Muchas veces nos dejamos llevar por la alegría del momento y no regimos, no medimos nuestros actos. No distinguimos lo correcto de lo indeseable. Cultivamos sin querer pasiones desbocadas sin control que nos suelen llevar a la ruina, y no precisamente económica.

Parejas que se engañan, amistades que se convierten en raras relaciones´porque se piere el norte, confusión de deseos... ¿Por qué nos arruinamos la vida? ¿Qué creemos que va a mejorar en nosotros si engañamos?

Cuando perdemos lo que tenemos, es cuando nos damos cuenta de lo que realmente teníamos. Por eso cultivo mi relación con mi pareja, por eso cultivo mi relación con mis amigos, por eso cultivo una parcela de descanso en mi corazón, porque no hay nada más bonito que pisar seguro por la vida. Si se pisa seguro, no se tiene miedo a nada.

jueves, 5 de febrero de 2009

Sacudid el polvo de vuestros pies Mc 6,7-13

Hoy tengo un lapsus. no me cuadra el evangelio de internet con el del libro. ¿Habre abierto mal mi libro? Bien, reflexionaré (no mucho) sobre el que indico, que es más cortito (y juraría que no corresponde a la lectura de hoy)

Jesús manda a sus discípulos de dos en dos con lo puesto (una, no dos túnicas) a predicar el evangelio. Que se alojen allí donde les reciban y donde no les acepten, se sacudan hasta el polvo de sus pies como símbolo de protesta. Me hace gracia que los mande como los donuts o los petit suisse. De dos en dos. Supongo que pensó que siempre viene bien tener un compañero en el que apoyarse. Una vez más, pensando en nosotros, que ya lo decía Barrio Sésamo: Sólo no puedes, con amigos, SÍ.

Cuando les dice que allí donde les rechazen se sacudan el polvo de los pies, no se refierre a que les hagan un corte de manga. Quién no se ha llevado una piedra (por ejemplo una volvánica del parque natural de Timanfaya en Lanzarote) o una bolsita de arena (de la playa de Cofete en Fuerteventura por ejemplo) o una piña de pino canario (por ejemplo de la caldera de Taburiente en la isla bonita, La Palma) como recuerdo del sitio donde se ha estado y se ha disfrutado de su estancia. Esto lo hacemos conscientemente, por lo general.

Sin querer, muchas veces nos traemos el polvo pegado en la suela de nuestro calzado que va desapareciendo con el tiempo. Pues algo parecido les recomendó Jesús a sus discípulos. Állí donde les rechazen, les insultasen, les amenazasen, les envidiasen,... debían irse de allí sacudiéndose de sí tales sentimientos. Todo esos malos sentimientos y bajezas del alma de aquel lugar que se les hubiese podido "pegar" en la suela de sus sandalias (su alma) tenían que sacudírselo. Porque ya se sabe que el polvo no limpiado a tiempo, cuesta limpiarse más adelante, como cuando pisas barro y vas haciendo tacón y cada vez es más difícil andar.
Esto me gusta practicarlo, sacudirme lo malo que se me pueda pegar. y lo bueno, cogerlo como la arena, la piedra o la piña. De las personas me suelo quedar con su lado bueno, al malo le digo: "VETE".
Aunque hoy le he dicho eso a lo bueno. Sí, volví a hablar con la comercial de sexy voz. Le dije que era de las caras, jajaja. Se salía del tope que me habían impuesto Y como le solía decir a todas las chicas, le decía, no tengo mucho dinero, pero cásate conmigo. Se me echó a reir por la ocurrencia, jajaja. Me comentó que sentía que no pudiéramos hacer negocios, pero que me llamaría si encontrara alguna ganga. Lástima, dije yo también.
En el Baskonia, donde comía cuando estaba en Barcelona y comí ayer que tuve que bajar, hay una camarera que suele ser muy seria. Muy trabajadora y buena profesional en su labor. Como hacía tiepo que no iba, según estábamos en la cola y ella cruzaba del comedor exterior al interior le digo, "HOla" pero ella siguió cruzando como si no me hubiera oido. Vaya-pensé-ni se ha inmutado. Pero justo antes de terminar de cruzar esa zona, me dirije una sonrisa y dice"Hola". Pasé del sentimiento de soy un pobrecito al de inmensamente orgulloso de recibir saludo de la camarera guapa. Y es que cuando sonríe es guapísima. Somos de los pocos a los que nos dedica su cara bonita. Según estaba ordenando unos cacharros detrás de nosotros (éramos tres tíos diciendo barbaridades) uno dijo una burrada de no sé qué chica que pasaba por allí y terminaba iciendo: "Somos unos marranotes" con voz gutural, jajaja. Al darnos cuenta de que estaba a nuestro lado y que teníamos que mostrar nuestro lado modosito y nos podía haber pillado in fraganti, le preguntamos "¿Nos has oido?" y ella contesta con su bonita sonrisa: "Me han dicho que no os haga caso", jajajaja. Y es que allí, como solemos (o mejor dicho suelen, yo ya no) ir todos los días, hacemos muchas bromas con los camareros, que agradecen nuestro sentido del humor.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Se asombró de su falta de fe. Mc 6,1-6

Hoy Jesús decide ir a su pueblo. Y sus paisanos, cuando le oían hablar decían cosas como: ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros? Y se escandalizaban de él.

Hay quienes aprovechan lecturas como esta para discutir la virginidad eterna de María, pues si tuvo hermanos Jesús (aquí los cita con nombre y todo) , María tuvo que dejar de ser virgen por cojones. Los defensores de increíble virtud dirán que estos son sus primos y que la traducción no es del todo buena. Los primeros seguirán diciendo que José vale que aguante que su mujer traiga al mundo un niño que no fue concebid por él, pero, de ahí a que se tuviera que matar a gayolas toda la vida.... en fin, pero este no es el tema. Está bastante clara mi postura de la poca importancia de esta discusión.

Vayamos al meollo. Me quedo con dos frases del evangelio de hoy. Una dice :"Y no podía hacer allí ningún milagro". Y la otra "Se asombró de su falta de fe".

Atendiendo a la segunda frase, me imagino allí a Jesús con cara de tonto. ¿No soy Dios y estos paisas pasan de mi? Y en relación con la primera, con la que va mi reflexión de hoy, me lo imagino allí, intentado lanzar rayos láser por los ojos y sólo le salen dos nubecillas de humo. Vamos, que no le salen los milagros. Y veo la relación que hay entre la primera frase y la segunda. No hay Fe, no hay milagros.

Cuantas veces se nos ha dicho que la forma de actuar de Dios entre los hombres es a través de los propios hombres. ¿No tuvo que hacerse hombre primero para poder mirarnos la cara? De igual forma somos sus ojos, sus manos, sus oidos, su nariz y su lengua. Y el sexto sentido y más importante: su corazón.

Parece que cuando leemos el evangelio nos quedamos absortos y maravillados con sus milagros. Deseamos que obre en nosotros tales milagros. Pero ¡ay de nosotros! ¡Qué equivocados estamos! Esos milagros solo son capaces para hombres que tienen fe. Sólo son capaces para hombres que creen en El, que creen en el amor, que con sus ojos ven la injusticia y con su lengua la denuncian y, si pueden, con sus manos ponen remedio.

Porque en eso consisten los milagros. En personas que creen en las personas y dan su vida por ellas, que sonríen aunque tengan un mal día, que te ayudan o te cojen el telefono aunque estén ocupados (curiosamente, si quieres que te echen una mano, pídeselo al que esté ocupado, pues el que esté sin hacer nada te dirá que tiene muchas cosas que hacer y no tiene tiempo). Para hacer "milagros", en definitiva, hay que creerlos/crearlos.

Y si no creemos en ellos... que Dios nos coja confesados.

video

Una vez confesados con humor, diré que ayer me pasó una cosa curiosa con un comercial de una conocida marca de fotocopiadoras. Estamos buscando una máquina que fotocopie, escanee, imprima y mande faxes. Rellené un formulario por internet y al poco se pusieron en contacto conmigo. Uno de ellos, o mejor dicho, una de ellos, me empezó hablando en catalán. Yo, como suelo ser buen entendedor, le contestaba en castellano. A la tercera frase ella, se dió cuenta de eso y cambió el chip al castellano. Al poco me pregunta el e-mail. Y mientras se lo deletreo le digo "v", o con b baja, como decís aquí. Pequeña gracia que se me ocurrió hacerle por su catalán del principio. La comercial, que debo decir que tenía una voz que me resultó muy agradable y, por qué no decirlo, sexy (me imaginaba un bombón al otro lado del teléfono), muy simpática y con mucho sentido del humor me preguntó que de dónde era.

Y aquí empezó un diálogo de chiste va chiste viene y risas que olvidamos por unos minutos que no le había terminado de dar la dirección electrónica. jajaja. Se me ocurrió ponerle a prueba a ver cómo respondía. Cuando quedamos en que me mandaría la oferta por e-mail, le dije que me indicara su nombre y su teléfono, para preguntar por ella en su oficina al día siguiente y, aprovechando la coyuntura, el suyo de su casa también, jajaja, se echa a reir y contesta muy suelta (se conoce que estaba muy capeada ya), que casi mejor el que me iba a poner que el de su casa, pues pasaba más tiempo del día en ese telefono que en su casa. Debo darle un 10 en la respuesta. Un Cum Laude, qué leches. Enamorao me ha dejado. Ahora sólo me queda hoy intentar que venga a la obra para negociar mejor los precios y poner cuerpo a esa voz.

martes, 3 de febrero de 2009

Tócala otra vez, Sam y Talitha Cumi. Mc 5,21-43

Imaginad la escena. Jesís en una barca para poder hablar sin que le estruje tanta que era la gente que le iba a escuchar. Se le acerca Jairo, que así se llamaba el jefe de la sinagoga. Su hija está enferma y le dice que sólo confía en él para curarla. Y el bueno de Jesús le dice: "Vamos, llévame donde esté tu hija".

Y toman camino, y toda la masa ingente de personas le siguen, cual manifestación en contra de la crisis. todos ahí, pegándose a Jesús, no dejándole andar apenas, apretujándose contra él.

Pues en esa masa ingente de gente (suena repetitivo, ¿verdad?) había una mujer con flujos de sangre, vamos, que iba marcando el camino por donde iba cual babosa sangrienta si no se ponía un tapón. Fue capaz la señora de abrirse a codazos paso entre la multitud para tocar a Jesús, convencida de que con eso quedaría sana. Y no se equivocó. Y Jesús noto que se desprendía de él mucha energía. Y preguntó ¿quién es el que me ha tocado? Los discípulos le miraran como quien mira a un loco de atar. ¿Qué preguntas haces? ¿No ves la de gente que tienes a tu alrededor apretujándose contra ti?

Y resumo el final, que no va a ser el centro de mi reflexión: Llegan a la casa de Jairo, pero les reciben con lloros, pues la niña había muerto. Jesús dice: LA niña sólo está durmiendo. Carcajadas y miradas de odio por hacer una broma tan cruel. Jesús, sin hacer caso, entra en la habitación y grita: Talitha Cumi, que quiere decir: "niña, a ti te digo, levántate y prepárame un cocido gallego". En realidad la traducción no incluía lo del cocido, pero bien podría haberlo incluido, porque vamos, con dos palabras decir todo eso...!!! Sobra decir que la niña se levantó.

Pues hoy, según lo leía desayunando, me fijé en una cosa, y no, no era la traducción. Me centré en la mujer sangrante.

Me imaginé andando a Jesús, con todos nosotros marcándole el paso, junto a él, apenas le dejamos andar. Todos como borregos, contentos de ir a su lado, pero entorpeciendole. Codo con codo con él, pero apenas avanzamos. Mientras, una mujer, que tenía Fe en él, se abre paso y le toca de verdad. Le toca sabiendo lo que va a obtener. No es una borrega más. Y lo sorprendente es cómo Jesús se da cuenta de que le han tocado.

Pues bien. Me he visto reflejado. No soy precisamente la mujer. Soy un borrego más que va a su lado. Que no deja andar. Voy contento, porque creo ir a su lado, cuando lo que hago es entorpecer de verdad su camino. Le sigo como esperando ver algún milagro. Verle hacer cosas que permitan que le siga, seguir creyendo en él. Y me doy cuenta del error. Me gustaría ser como la mujer. Preferiría sangrar como ella si con eso consigo tener su Fe. Para ir a su lado sin entorpecer el camino suyo lo primero que tengo que hacer es creer en Él. Para eso no tengo que ir pegado a su lado haciéndole casi la zancadilla. Debo ser capaz de ver que yo soy ahora sus ojos y sus manos. Que para tocarle a veces me tengo que pegar y abrir paso a través de los que creen seguirle de verdad. Como la mujer. A codazos si es necesario. Aunque me miren mal los que no quieren dejarme acercar y dicen estar con pleno derecho donde están.

Hablo demasiado metafóricamente. Voy a intentar decirlo de otro modo. Basta ya de tanta procesión y devoción a una pieza de madera, vale ya de tanto manifiesto que firmo con la sangre de mi dedo gordo del pie derecho, abajo esas ideas de que yo soy mejor que tú porque soy católico, (otros serán protestantes y otros ortodoxos), vale ya de denegar el acceso a la fiesta a los que consideramos que son persona non grata (vaya, sin querer voy a las metáforas).

Lo importante es que Jesús se da cuenta de ver a quen realmente le sigue por mucho borrego que haya a su alrededor. Por muchos "seguidores" (iba a decir discípulos, pero a veces estos no merecían ni llamarse así) que tuviera protegiéndole y haciéndole de guardaespaldas, él es capaz de vernos entre tanta muchedumbre(que bien podría decir podredumbre).

Hoy me he ido. Pero resumo lo importante, a veces le seguiremos y tendremos por obstáculo a aquellos que dicen que van con él y se creen con la potestad de decidir quién y quién no puede arrimarse.

lunes, 2 de febrero de 2009

Fiesta de la presentación del Señor. Lc 2,22-40

Ya se pasó el fin de semana. Sábado pasado por agua. ¿Y el domingo? sin tanta agua. Pero dió tiempo a un paseo por el puerto y por la orilla del mar. Cielos nublados y aguas agitadas. Preciosas, bonitas, salvajes, violentas, o calmas al abrigo de los diques del puerto.


Siguiendo la tradición que marcaba Moisés, José y María llevaron a Jesús al templo, pues todo primogénito debía ser consagrado al señor. Un hombre que había por allí, le vió y ya se podía morir tranquilamente (!!!!!!) y una mujer empezó a decir maravillas de él. Para mear y no echar gota, vamos. Se conoce que Jesús, ya de pequeñito, apuntaba maneras.


Qué capacidad que tengo de resumen. Lo larga que era hoy la lectura y la he reducido en un párrafo de 4 líneas. ¿Y qué me dice hoy el evangelio a mi? No mucho, más bien poco. Pero igual muy importante. Yo he sido consagrado a Dios también. Tuve la suerte de ser bautizado. Claro que yo entonces no lo elegí, por eso digo que tuve suerte. Ya me encargué yo de amyor de no salirme mucho del camino que se me presetnaba delante. Lo que no entiendo es como a muchos se les oculta este camino, se les dice que no lleva a ninguna parte si lo descubren y si no, piensan que es mejor para ellos que no sepan de su existencia. O que ya lo descubrirán ellos... cuando les llevan en dirección opuesta. PAra despistar, imagino.
Debo decir que las croquetas de grelos y queso de tetilla de cabra están estupendísimas.


domingo, 1 de febrero de 2009

Hoy me han llamado el tonto más grande del mundo. Y debo decir que me ha gustado